Centro Integral de Obesidad

Centro Integral de Obesidad

Con más de 3 décadas de trayectoria hemos empleado casi todos los tipos de cirugía que se han usado y finalmente avalados por la experiencia que hemos vivido, llegamos a adoptar la técnica que actualmente usamos en Cirugía Bariátrica.

 

Acceso centro obesidad

 

 

Tipos de Cirugía

derivativas

 

Tratamientos

Existen en la actualidad diferentes técnicas quirúrgicas con demostrados buenos resultados en el tratamiento de la obesidad y que pueden ser aplicadas al paciente obeso. Todas pueden ser efectuadas por medio de cirugía laparoscópica. Las principales ventajas de este tipo de cirugía son: es mínimamente invasiva, produce un menor dolor, es de una rápida recuperación, genera menos hernias y deja pequeñas cicatrices. La técnica a efectuar dependerá de la evaluación multidisciplinaria del paciente y de sus enfermedades asociadas.

 

Esta técnica consiste en la resección del 80% del estómago, transformándolo de un reservorio con una capacidad de 1000 a 1500 ml en un tubo con capacidad cercana a los 150 ml. El estomago residual es retirado del cuerpo del paciente a través de una de las incisiones de piel, la zona de corte del tubo gástrico es reforzada manualmente con una sutura especial, la que además es probada con un colorante a presión para descartar posibles filtraciones. Este procedimiento surgió como una alternativa transitoria para ayudar a reducir de peso a pacientes muy obesos o de alto riesgo previo a una cirugía de by pass gástrico. Sin embargo y dado sus buenos resultados, se posicionó como una nueva alternativa quirúrgica que rápidamente extendió su indicación a pacientes con IMC menores. El equipo de Obesidad y Cirugía de Clínica Las Lilas realiza éste y otros procedimientos quirúrgicos para el manejo de la obesidad contando en la actualidad con un gran número de pacientes operados con esta técnica.

Resultados

En cuanto a bajar de peso y solución de enfermedades es muy similares a otros procedimientos de tipo mixto como el Bypass Gástrico ( restrictivo y malabsortivo)

Apoyo

El paciente permanece hospitalizado por un plazo de 4 días, en los cuales reinicia alimentación oral progresiva siendo dado de alta con claras indicaciones alimentarias y de medicamentos.

Tipo de Cirugía

El procedimiento es realizado por vía laparoscópica a través de 5 pequeñas incisiones en la piel, con ayuda de unas corcheteras especiales, reduciendo el estomago con la ayuda de una delgada.

En los últimos 10 años hemos estado aplicando una combinación de dos procedimientos bien establecidos, la Gastroplastía Vertical Anillada y el Bypass Gástrico. Este procedimiento es muy efectivo en producir reducción del peso, con mínimas recurrencias, corrigiendo también las complicaciones propias de esta enfermedad. El 98% de los pacientes disminuyen más de un 75% de su sobrepeso y lo más importante es que lo hacen manteniendo una buena calidad de vida. Esta técnica es muy bien tolerada por evitar la dilatación del bolsillo gástrico evitando el aumento de alimentos en el intestino delgado. El Bypass Gástrico consiste en crear un bolsillo de 20 cm2 en la parte alta del estómago, el cual unimos un asa de intestino delgado de modo que el alimento pasa directamente de este reservorio gástrico al intestino proximal, saltándose el estómago y duodeno. Esto genera una ingesta menor de alimentos por el tamaño del bolsillo y al mismo tiempo se pierde parte de los alimentos que no se absorben porque se encuentran con los jugos digestivos a 150 cm más abajo. La diferencia de nuestra técnica con el usual Bypass Gástrico habitual es que colocamos alrededor del nuevo estómago un anillo de material no absorbible que impide la dilatación de este bolsillo gástrico y el paso de mayor cantidad de alimento hacia el intestino delgado Con este procedimiento hemos conseguido que se mantenga la baja de peso a largo plazo a diferencia del bypass sin anillo.

¿Hace realmente diferencia el anillo?

El riesgo de las operaciones bariátricas es la reganancia de peso. Es importante dejar en el bypass un bolsillo pequeño para que el paciente no tenga un gran reservorio para ingerir alimentos y lo otro importante es dejar un paso estrecho para que no pueda comer con la rapidez con que habitualmente todos comemos. Sin embargo el bypass habitual o no anillado, aunque se tomen las precauciones señaladas, en el largo plazo desde el segundo año, se observa que el bolsillo aumenta de tamaño y también se dilata la pasada del alimento, y lo que es más importante es que crece el intestino que está unido al bolsillo gástrico y todo esto constituye un gran nuevo estómago que le permite al paciente comer grades volúmenes y con rapidez. En nuestro grupo hemos resuelto este problema. Instalamos un anillo de un material no absorbible alrededor del bolsillo gástrico de un diámetro de 12mm que no varía en el tiempo impidiendo el crecimiento del paso del alimento y crecimiento del bolsillo y el asa de intestino. La diferencia en la baja de peso y no hay efectos negativos el uso de este anillo.

Bypass

Cirugía Bariátrica en Obesidad Grado 1 La Federación Internacional para Cirugía de la Obesidad y Desórdenes Metabólicos (IFSO) desarrolló un documento de consenso acerca del rol de la Cirugía Bariátrica en pacientes con IMC 30-34.9 kg/m2 u Obesidad Grado 1 en el que se emiten las siguientes recomendaciones en base a la evidencia disponible.

    1. El impacto en la salud en obesidad grado 1 varía en cada sujeto.
    2. Los tratamientos no quirúrgicos pueden lograr una significativa pérdida de peso en un grupo de pacientes con obesidad grado 1 pero su mantención a largo plazo se logra en una pequeña proporción de éstos.
    3. La cirugía bariátrica es una estrategia altamente efectiva en términos de pérdida de exceso de peso en pacientes con obesidad grado 1 al menos a mediano plazo y el porcentaje de eventos adversos es el mismo que en obesidad mórbida.
    4. El IMC como variable aislada es un mal predictor de riesgo. En pacientes con obesidad grado 1 con comorbilidades asociadas significativas y que no logran aceptable baja de peso con tratamiento no quirúrgico debe considerarse candidato a cirugía bariátrica.
    5. La cirugía bariátrica en pacientes con obesidad grado 1 debe considerarse tras cuidadosa evaluación de su riesgo individual y comorbilidades asociadas que han fracasado con un manejo médico adecuado.
    6. La indicación de cirugía en pacientes con obesidad grado 1 debe basarse más en la carga de comorbilidades asociadas que en el IMC únicamente.
    7. La indicación de cirugía bariátrica debe evitarse en pacientes con obesidad grado 1 y comorbilidades avanzadas y comorbilidades no relacionadas en que la baja de peso no mejore el pronóstico.
    8. La cirugía bariátrica no debe recomendarse actualmente en población infantil o adolescente ni en adultos mayores con obesidad grado 1.
    9. Las instituciones y proveedores de salud deben considerar la evidencia disponible en cuanto a cirugía bariátrica en pacientes con obesidad grado 1 en el contexto de los recursos disponibles.
    10.La evidencia disponible en cuanto a uso de cirugía bariátrica en pacientes con obesidad grado 1 es escasa, con sesgos debido al diseño de investigación, falta de seguimiento y variabilidad en definiciones clínicas.
En caso de no funcionar el tratamiento clínico (dietas y medicamentos) son candidatos a cirugía.

  • Pacientes con un IMC mayor o igual a 40.
  • Pacientes con un IMC entre 30 y 35 con morbilidades y con claros intentos de tratamientos médicos fracasados pueden ser analizados y discutidos por nuestro equipo multidisciplinario para plantear una operación quirúrgica.
  • Pacientes de casos especiales y problemas metabólicos.
  • Baja de peso.
  • Corrección de patologías derivadas de la obesidad, como reflujo gastroesofágico, apnea de sueño, hipertensión, dislipidemia, hígado graso, hiperinsulinemia, diabetes, problemas osteoarticulares.
  • En la mayoría de los casos es posible suspender los tratamientos farmacológicos para el control de estas enfermedades.
  • Disminución de los síntomas mentales como la ansiedad, obsesión por los alimentos y algunos grados de depresión menor. Recuperación de la autoestima.
En caso de no funcionar el tratamiento clínico (dietas y medicamentos) son candidatos a cirugía.

  • La cirugía no se aplica en pacientes con enfermedades psiquiátricas graves, alcoholismo y drogadicción activa.
  • La cirugía no se aplica para aquellos pacientes que son portadores de problemas de salud tan graves que no puedan soportar una anestesia o una cirugía, por ejemplo enfermedades cardiovasculares o respiratorias severas, en algunos casos pueden ser preparados convenientemente con un tratamiento de soporte intensivo preoperatorio y ser operados a pesar de los riesgos que implica, pues a veces es la única forma de resolver las graves consecuencias de su obesidad.

 

Médicos Relacionados

Ver Más Médicos Ver Más Médicos