Novedades

Novedades

No abandones la actividad física a causa del frío

No abandones la actividad física a causa del frío

Las bajas temperaturas no deberían ser un freno para hacer deporte al aire libre. La actividad física incluso ayuda a mejorar la circulación, y con ello, a combatir el frío. El deporte y la actividad física tiene múltiples beneficios sobre el organismo, desde la mantención de un peso óptimo, hasta la regulación de azúcar en la sangre y la presión arterial, por lo tanto, no es necesario detener nuestras actividades con el frío, pero se deben tomar algunas medidas mínimas para hacerlo de forma segura. Juan Manuel Águila, Kinesiólogo de Clínica Las Lilas nos entrega algunos consejos.

No saltarse el calentamiento previo. Se debe hacer un buen calentamiento antes de practicar cualquier deporte, un poco de bicicleta o un trote ligero. Posteriormente con el cuerpo a una temperatura mayor, hacer elongaciones para preparar los músculos y tendones, recién ahí, estaremos listos para hacer nuestras actividades de la forma más segura posible.

La importancia del horario. No correr a primera hora de la mañana, en caso de que puedas, pues lo ideal es salir en la tarde con luz. Si tienes que correr durante las primeras horas del día, lo ideal es que busques lugares cerrados, en los que no haya tanta agua acumulada. Intenta buscar circuitos sin demasiados semáforos, con el fin de no permanecer parado tanto rato. Cuando llueve, lo ideal es correr en circuitos bajo árboles, por ejemplo en parques.

Vestimenta adecuada. Hay ropa especial para el invierno, pero si la temperatura no es demasiado fría, lo más inteligente es llevar varias capas finas que nos abriguen al principio de la actividad, pero que podamos ir quitando conforme vayamos entrando en calor o comenzando a sudar. De esta manera podremos evitar que el sudor enfríe el cuerpo y genere cambios de temperatura. Es necesario recordar que deben vestir ropas o chalecos que reflejen la luz para que los vean si ejercitan en lugares oscuros.

Manténgase hidratado y cuide su piel. No olvide tomar mucha agua antes y después del ejercicio, así como durante el mismo. Uno puede deshidratarse tanto en el frío como en el calor. Además, aunque el sol pega tan fuerte como en el verano debemos utilizar protección solar.