Novedades

Novedades

Una buena alimentación para disfrutar el verano

Una buena alimentación para disfrutar el verano

Nuestra nutricionista nos entrega algunos consejos para una buena nutrición que ayude a prevenir la deshidratación, los temidos golpes de calor y el envejecimiento de la piel.

Es sabido que las altas temperaturas requieren de mayor hidratación. Los especialistas recomiendan hacerlo a través del consumo de agua u otras infusiones pero también se debe hacer a través de la alimentación. Por eso, en esta época del año es indispensable consumir alimentos que contengan gran contenido de agua. “Las frutas y las verduras se hacen sumamente necesarias dentro de la dieta diaria. Y la buena noticia es que en esta época la naturaleza también brinda alimentos con alto contenido de agua que están al alcance de todos y que son sumamente ricos y saludables para el cuerpo”, dice Evelyn Morales, nutricionista de Clínica Las Lilas.

Liviandad y frescura parecen ser dos de los atributos más buscados a la hora de equilibrar la dieta de verano. “En estos meses, la necesidad calórica es mucho menor porque el organismo no debe trabajar para sostener la temperatura corporal, lo que permite llevar a cabo una dieta para bajar de peso con mayor facilidad.

A continuación, los principales alimentos que los expertos recomiendan para el verano:

* Verduras: Son indispensables. Los nutricionistas proponen incorporar todos los colores al plato de ensaladas para equilibrar las vitaminas que se consumen.

 

* Frutas. Se aconseja incorporarlas a la dieta. Desde las que son más ricas en agua como el melón y la sandía, pasando por todas las frutas estacionales como el kiwi, el damasco, la ciruela, entre otras.

* Alimentos esponjas. “Tienen la capacidad de acumular el agua con que son hervidos. Algunos de ellos son los fideos, el arroz seco, el cuscús y las legumbres (como las arvejas y las lentejas). Son alimentos que se recomiendan consumir ya que logran retener casi un 80% del agua de su cocción”, explica la profesional

 

Para estar en forma

El verano también suele traer algunos kilos de más. Pero para poder lograr esto la principal clave es controlar la cantidad que se consume y equilibrar las comidas.

* Consumir diariamente tres frutas.

* Si se come verduras, que haya variedad de todos los colores para equilibrar la cantidad de vitaminas que se consume.

* Las pastas acompañarlas con salsas naturales y frescas.

* Evitar las frituras.

* Realizar las cuatro comidas y no saltearse ninguna.

* Para mantenerse en forma, también es muy importante hacer las cuatro comidas y no saltearse ninguna. Porque esto ayuda a moderar la cantidad de ingesta en cada una de las comidas y a poder quemar a lo largo del día las calorías que se van consumiendo.

* Por eso sugiere hacer dos colaciones diarias. La primera a media mañana (entre el desayuno y el almuerzo).